CAST / ENG

El Diseño del Mes:​

Bolina

En el eje Sostenibilidad encontramos Bolina, una silla que representa la magia del trabajo manual y forma parte del proyecto ‘Entre Redes’, con el que Amalia Puga lleva el diseño de producto a un colectivo en riesgo de extinción: las ‘redeiras’ de A Guarda, pueblo costero del sur de Pontevedra. Un ejemplo de trabajo colaborativo en el que se unen emoción, innovación, diversificación y sostenibilidad, y que en 2020 recibió la medalla de oro de la Asociación de Diseño Industrial.

La silla Bolina © Nuria Villa

El proceso de producción de Bolina fue, a mis ojos, muy particular, con un marcado componente emocional. Yo misma confieso que al ver el documental del proceso de creación se me erizó la piel. Cuéntanos cómo fue, cuánto duró y cómo lo viviste…
El proyecto ‘Entre Redes’ surge en mi pueblo de A Guarda, donde a lo largo de la historia, el trabajo colaborativo entre mujeres ha sido esencial para el crecimiento económico del pueblo. Esto me hizo pensar en la importancia de los lazos sociales entre mujeres y cómo pueden llevar a un mayor empoderamiento femenino.

Y en especial, las redeiras, dedicadas a la confección de redes de pesca, son un colectivo que está en riesgo de extinción actualmente por la falta de relevo generacional… Para pasar su profesión a las nuevas generaciones, deben innovar y diversificarse a través de su tradición. Así que mi ilusión con este proyecto es incorporar a las redeiras de A Guarda en el proceso de creación de un producto, combinando la individualidad y valor de sus técnicas artesanales pesqueras con las posibilidades que ofrece el diseño y la innovación.

Y como resultado, creamos la silla Bolina, que está fabricada completamente a mano por las redeiras, con la misma técnica y herramientas que se arma un aparejo de pesca, a mano, con aguja y a base de nudos, y con redes de pesca que vuelven del mar. Esto permite crear una estructura fuerte y resistente, libre de adhesivos, que además refleja la historia de la técnica.


Bolina representa la magia del trabajo manual, de los objetos que esconden una historia, por la individualidad y emoción con las que están hechas. Incorpora a un colectivo de mujeres en riesgo de extinción y les ofrece una oportunidad de innovar a partir de sus conocimientos. Aporta una visión innovadora de las redes, aunque siempre manteniendo la identidad y origen de la técnica.


¿Cuál fue el principal reto al que te enfrentaste a la hora de sacar la pieza adelante?
Para introducirme en el mundo de esta artesanía, comencé investigando la evolución de la técnica, hablando con marineros, y estuve varias semanas conviviendo con las redeiras y escuchando sus historias, viendo cómo trabajaban…

A la hora de desarrollar el producto, uno de los principales retos fue introducirme dentro del grupo de redeiras y hacerles visualizar el proyecto que tenía en mente. Acostumbradas a trabajar con aparejos de pesca a una escala menor, la idea de construir un volumen a partir de cuerda y acero les parecía un concepto complicado. Por ello, cada día les fui proponiendo pequeños experimentos con sus materiales, que les iban introduciendo en el proyecto. Y fue muy bonito ver cómo poco a poco más mujeres se iban interesando por participar y empleaban sus conocimientos para aportar soluciones.

Indudablemente esta pieza reactiva la artesanía tradicional, ¿cuán importante es la artesanía en el diseño en general y en tu trabajo en particular? ¿Qué has aprendido de ella?
Viniendo de un pueblo gallego pesquero, con una gran riqueza cultural, desde una edad muy temprana me enseñaron el valor de la sabiduría que existía en las pequeñas comunidades y en especial en la artesanía. En la sociedad actual en la que nos movemos, en constante cambio e innovación, nos encontramos con tantas soluciones nuevas que a menudo se nos olvidan las tradiciones. Sin embargo, innovar no siempre está en el futuro y en la tecnología. A veces, para innovar hay que echar una mirada atrás, y revalorar el potencial de lo que ya había antes que nosotros. Estudiando a nuestros antepasados o patrimonio cultural, descubrimos que muchas comunidades ya incorporaban la sostenibilidad en su día a día, mucho antes de que esto se volviera una tendencia. Por ejemplo, mis abuelos, en tiempos de escasez, aprovechaban al máximo los recursos que les rodeaban, dándole una segunda vida a todos sus materiales. Por ello, creo que la innovación no es sólo sobre el futuro, o el pasado, sino una combinación de ambos. Mantener artesanías y prácticas tradicionales vivas no sólo permite preservar una conexión con nuestro pasado, sino que nos aporta un gran rango de posibilidades para explorar en el futuro.

El próximo 30 de junio la exposición llegará a Gijón. En esta ocasión, además de Bolina, tendremos la oportunidad de ver otras dos piezas tuyas: las lámparas Volanta y Saia. ¿Siguen la misma línea de trabajo?
Volanta y Saia forman parte de la colección de ‘Entre Redes’. Siguiendo con la misma línea del proyecto, ambas piezas están inspiradas en las antiguas nasas de pesca y fabricadas artesanalmente a partir de redes recuperadas del mar. Este material de teñido imperfecto está tejido sobre una estructura de lámpara por las redeiras de A Guarda (Pontevedra), siguiendo el mismo proceso que con Bolina, pero a una escala menor. De luz cálida, Volanta aporta una estética fina y contemporánea, mientras mantiene la historia y origen de los objetos pesqueros. Saia, ideada como una pieza portable y adaptable a cualquier entorno, es una reinterpretación de los cestos tradicionales empleados para recoger algas (“argazo”).

¿En qué proyecto estás embarcada ahora?
Tras ver la repercusión que ha ido teniendo el proyecto en estos últimos años, esto nos ha dado todavía más ganas de continuar ideando proyectos juntas. Actualmente, tras lanzar a la venta nuestra primera colección de iluminación con Saia y Volanta, nos hemos puesto en marcha para ampliar la colección a más piezas nuevas de moda, mobiliario y decoración, que están por venir.

A su vez, estos meses nos hemos introducido al mundo del diseño de instalaciones efímeras y estamos manos a la obra, trabajando sobre un diseño de espacio para un evento que llegará a la luz muy próximamente.

No sabemos si has podido ver la exposición… Si es así, ¿qué destacarías de ella y qué supone para ti ser parte de ella?
Después de conocer la exposición en el CGAC de Santiago de Compostela y poder ver el recorrido que ha ido teniendo, me resulta muy enriquecedor poder formar parte de ella y conectar a nivel local con cada lugar al que se va moviendo. Sin duda, es una experiencia muy bonita.

Amalia Puga © Cuco Cuervo

Noticias Relacionadas

Un instrumento para Henar

El Diseño del Mes:​ Un instrumento para Henar Henar es una chica con mucho gusto por la música y que…

En Negro Contra as Violencias

El Diseño del Mes:​ En Negro Contra as Violencias En el mes de noviembre, 25N, no podía faltar en…

La Fresca

El Diseño del Mes:​ La Fresca Este mes de noviembre continuamos con nuestra sección mensual en From…

Dandelion

El Diseño del Mes:​ Dandelion Producida por LZF Lamps, empresa valenciana fundada por Mariví Calvo y…

Bolina-new

El Diseño del Mes:​ Bolina En el eje Sostenibilidad encontramos Bolina, una silla que representa la…

Tótem

El Diseño del Mes:​ Tótem Este mes cambiamos de eje temático y nos fijamos en Intersecciones, ese…

SOSO

El Diseño del Mes:​ SOSO Continuamos nuestra sección mensual con EDUARDO DEL FRAILE, diseñador…

La Siesta

El Diseño del Mes:​ La siesta Entre las piezas del eje ‘Identidad y Territorio’ de ‘From Spain With…

Lámpara FollowMe

El Diseño del Mes:​ La lámpara FollowMe​ No podía faltar en esta sección mensual en torno a la…

Utilizamos cookies para mejorar la navegación. Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar